Utilizamos cookies para permitirnos administrar nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio web usted está aceptando el uso de cookies. Más información sobre las cookies se puede encontrar aqui.

Continuar
Oficinas de Pantaenius

* Pantaenius UK Limited is authorised and regulated by the Financial Conduct Authority (Authorised No.308688)

Bienvenido a su área de cliente
  • Descarga de contratos, condiciones y cláusulas
  • Encuentre su factura y cantidades a pagar
  • Cambiar o gestionar sus datos personales y los datos de su embarcación

Combatir por todos los medios las vias de agua - una batalla contra el agua

Ya sea como resultado de un abordaje, embarrancada, rotura de material, un tornillo flojo o simplemente por su propia negligencia, si el agua está entrando en el buque, actuar rápido es prioritario. Tenga en cuenta que, casi cualquier objeto se puede utilizar para tapar una vía de agua, o por lo menos para reducir la cantidad de agua que entra: un trapo de cocina, un saco de dormir, incluso una zanahoria si no tenemos nada más a mano, porque luchar contra una vía de agua es su prioridad.

Cualquier persona que piense que puede utilizar una pequeña bomba de achique para combatir una gran vía de agua rápidamente será víctima de su propio juicio erróneo. Un agujero con un diámetro de 10 cm², a 20 centímetros por debajo de la línea de flotación, dejará entrar alrededor de 120 litros de agua por minuto, lo que equivale aproximadamente a doce cubos llenos. El mismo agujero dejará 220 litros por minuto, si está 80 centímetros debajo de la línea de flotación. No se puede luchar contra estas cantidades de agua con una bomba de achique eléctrica o manual. Otro problema: debido a que, por razones de peso y estabilidad, las baterías suelen estar estibadas tan bajas como sea posible en el barco, el cortocircuito está asegurado en caso de una vía de agua, de modo que las bombas de sentina eléctricas ya no podrán usarse.

REVISIÓN DE LA BOMBA

El uso de bombas de achique manuales no tiene la capacidad necesaria para achicar la cantidad de agua que entra. Las bombas acopladas al motor son por lo tanto un complemento extremadamente útil a su equipo. Son más potentes y, gracias a su enlace con el motor principal, también están permanentemente listas para su uso. Desafortunadamente, estas bombas rara vez forman parte del equipo estándar en barcos de recreo. Hay que señalar que su instalación, no es demasiado costosa. Por sólo unos pocos cientos de euros, puede instalar un sistema de bomba de achique adicional. Otro consejo: con un dispositivo de conmutación, el circuito de agua de refrigeración del motor principal se puede ajustar de tal manera que el motor no tome el agua de refrigeración requerida del motor por el grifo de fondo, sino desde el interior del buque. Esto convierte el motor principal en una bomba de achique adicional.

LUCHAR CONTRA LAS VÍAS DE AGUA: ¡NADA VALE!

Si se detecta una vía de agua, se requiere una acción rápida y determinada. Active Inmediatamente las bombas de achique y localice la vía lo más rápido posible. A continuación, tapone inmediatamente la vía de agua. Esto se puede hacer inicialmente con cojines, paños o lonas. O puede simplemente mantener su mano contra el agujero, presione con el pie sobre el orificio o siéntese en él. Mientras tanto, otros miembros de la tripulación reunirán material para eliminar la vía de agua. Al mismo tiempo, debe alertar a otros buques de la situación, por ejemplo por radio, y por razones de seguridad hay que prepararse para un posible abandono del barco.

Sin embargo el empeño principal, es detener la vía de agua. Dependiendo de la naturaleza del agujero, es posible utilizar todo tipo de espiches. Las velas o lonas también se pueden tirar por la borda sobre el casco. Gracias a la presión del agua, el agujero será sellado desde el exterior por la lona. Es por eso que los yates de motor siempre deben llevar una vela para sellar vías de agua a bordo. Si esto todavía no es suficiente, no dude en utilizar accesorios como cajones o paneles de madera para ayudarle. Es muy comprensible que a usted no le apetezca demasiado usar su mobiliario, pero cuando su barco y la propia vida están en juego, cualquier cosa sirve. Por lo tanto, un martillo y una sierra deben formar parte del equipo estándar de a bordo. Y si nada ha funcionado, es mejor varar la embarcación de una manera controlada que perderla completamente. En la playa todavía se puede salvar, y el daño es mucho menor que si se hunde.

PANTAENIUS - su compañía de confianza
¿Qué importancia le da a su tranquilidad?
50
años

de experiencia garantizan un servicio de alta calidad y una rápida y eficaz tramitación de siniestros.

100.000
clientes

ya confían en nosotros y hacen que Pantaenius sea la compañía líder de seguros náuticos en Europa.

35.000
especialistas

en nuestra red de contactos aportan un servicio local y le facilitan asesoramiento y apoyo técnico en todo el mundo.