Utilizamos cookies para permitirnos administrar nuestro sitio web. Al continuar usando este sitio web usted está aceptando el uso de cookies. Más información sobre las cookies se puede encontrar aqui.

Continuar
Oficinas de Pantaenius

* Pantaenius UK Limited is authorised and regulated by the Financial Conduct Authority (Authorised No.308688)

Bienvenido a su área de cliente
  • Descarga de contratos, condiciones y cláusulas
  • Encuentre su factura y cantidades a pagar
  • Cambiar o gestionar sus datos personales y los datos de su embarcación

De la nada - Protección contra rayos en yates

Pantaenius tramita alrededor de 250 casos de daños por rayos cada año, y la tendencia está en aumento. Axel zu Putlitz-Lürmann, Director del Departamento de Siniestros de Pantaenius, analiza qué puede estar causando esta tendencia preocupante.

 

Si bien el uso de sistemas de protección contra rayos para edificios está muy extendido, todavía está en sus labores en lo que respecta a la navegación de recreo. A diferencia de la marina mercante  o los yates grandes que se construyen de acuerdo con las pautas que marcan las agencias de clasificación, las embarcaciones construidas en serie generalmente no tienen ninguna protección incorporada. No existen normas o pautas vinculantes para los sistemas de protección contra rayos en embarcaciones y, por lo tanto, es responsabilidad del armador adquirir los dispositivos de protección más adecuados.

"La protección contra rayos para una embarcación es un tema muy complejo que requiere una gran cantidad de conocimiento especializado", dice Putlitz-Lürmann. "Existe literatura técnica de las fuentes más diversas, pero una actualización efectiva de las embarcaciones siempre es difícil, compleja y casi siempre muy costosa. Las embarcaciones de hoy están mejor equipados que en el pasado, con una gran cantidad de dispositivos de navegación electrónica y tecnología a bordo de serie. Por lo que la inversión en protección contra rayos merece la pena. Mientras que hace 20 años muchos propietarios solo tenían equipos electrónicos básicos a bordo, hoy en día los yates están llenos de dispositivos de alta tecnología como GPS, plotter, AIS, equipo de radar, piloto automático, comunicación satelital, ARPA, sondas de pesca, etc. y, en la mayoría de los casos, muchos o incluso todos los dispositivos están conectados entre sí a través de un sistema de bus. En el caso de la caída de un rayo, la corriente del rayo puede atravesar toda la red y dañar todos los dispositivos, con consecuencias desastrosas ", explica el experto en siniestros de Pantaenius, que ya ha estudiado numerosos daños por rayos.


No solo está en riesgo el equipo técnico; Puede haber creado daño estructural a la embarcación, incluso llegar a una pérdida total, como consecuencia de la caída de un rayo sobre nuestro barco. Un vistazo a las estadísticas de daños ilustra el problema: entre 2010 y 2019, la cantidad promedio de pérdida por daños por rayos aumentó en aproximadamente un 40 por ciento

 

¿Cómo se puede desactivar tal escenario?

Los sistemas convencionales de protección contra rayos funcionan en caso de un impacto a través de los elementos de la cubierta y el perfil del mástil al conducir la corriente del rayo hacia la quilla para derivarlo al agua. Si bien este es un problema relativamente menor con las embarcaciones de aluminio y acero debido al principio de la jaula de Faraday, es más difícil con los yates de madera y de fibra.

Una solución simple pero bastante improvisada es un sistema que consiste en conductores de cobre y dispositivos de sujeción que se pueden unir al mástil, cubiertas y soportes. Los extremos libres de los cables se cuelgan en el agua a aproximadamente 1,5 metros de profundidad, para derivar los rayos. La teoría parece lógica, pero no se puede garantizar una protección integral. El comportamiento de un rayo es muy complejo: se divide, golpea e incluso puede volver a bordo desde el agua. Además, existe el peligro de daños por rayos desde el exterior del barco, generalmente a través de la conexión de alimentación en tierra en el puerto.

Conclusión: si está pensando en implementar un sistema eficaz y completo de protección contra rayos para su embarcación, debe consultar a un experto tanto para las nuevas construcciones como para la adaptación de dicho sistema a un barco usado.

La seguridad física de las personas siempre debe ser lo primero: en caso de que se acerque una tormenta eléctrica, es importante tomar las siguientes precauciones y acciones:

  • Si es posible, llame al puerto más cercano o diríjase a una bahía de refugio.
  • Los bañistas deben salir del agua inmediatamente.
  • Retirar las líneas de pesca
  • Si es posible, mantenerse bajo cubierta. Si debe permanecer en cubierta, no se sitúe ni se siente en la zona más baja y con las piernas cerradas, usando zapatos con suelas de goma.
  • No toque las partes metálicas.
  • Desconecte la conexión de alimentación en tierra si está en el puerto
  • Apague el interruptor principal del cuadro eléctrico si es posible, desconecte el enchufe de la antena de los equipos eléctricos y electrónicos, así como las conexiones de los cables a los sensores del mástil.

 

Mirando hacia el futuro

 

Un sistema recientemente desarrollado de EE. UU. Tiene como objetivo evitar por completo los rayos a los yates ionizando el aire a la altura del mástil, en lugar de desviar la corriente del rayo. En Europa, sin embargo, estos dispositivos aún no están disponibles para la compra. Extensas pruebas están pendientes.

PANTAENIUS - su compañía de confianza
¿Qué importancia le da a su tranquilidad?
50
años

de experiencia garantizan un servicio de alta calidad y una rápida y eficaz tramitación de siniestros.

100.000
clientes

ya confían en nosotros y hacen que Pantaenius sea la compañía líder de seguros náuticos en Europa.

35.000
especialistas

en nuestra red de contactos aportan un servicio local y le facilitan asesoramiento y apoyo técnico en todo el mundo.